¿Cómo seleccionar la Cámara de CCTV Correcta? (5 de 8)

Resolución

La resolución es la medida en la que usted puede observar los detalles en una imagen. Para sistemas analógicos, esto es típicamente medido en Líneas de Televisión (TVL). Cuanta más alta la resolución, mejor la definición y la claridad de la imagen. La cámara “escanea” una imagen en una serie de líneas operando en forma horizontal. Cada línea horizontal está compuesta por un número de elementos. Una vez que la primera línea es escaneada, se continúa con la segunda línea y así sucesivamente. La resolución es una medida de la cantidad de ambas las líneas y los elementos componentes que conforman cada línea. En una cámara CCD, la resolución tiene una relación directa con el número de píxeles en el sensor de imagen CCD.

Las medidas de resolución miden el número de líneas horizontales que una cámara emplea para producir una imagen. La resolución horizontal mide el número de elementos que conforman cada línea horizontal. Las resoluciones verticales y horizontales típicamente rinden un ratio de relación de 3:4 (ej. 600 líneas verticales para 800 elementos en cada línea). La resolución de la cámara CCTV se encuentra usualmente en un rango entre 380 y 540 TVL. Cuanto más alta la resolución de la cámara, mas detalles serán visibles (dado que las líneas están más cerca y pueden existir más elementos en cada línea individual). La baja resolución de las cámaras produce imágenes con menores detalles.

lentes_bosch_0051

Otros factores importantes

Sumados a las consideraciones primarias a la hora de seleccionar una cámara, existen otros factores que afectan la calidad de imagen.

Estos incluyen:

• Ratio señal a ruido

• Control automático de ganancias

• Obturador automático

• Compensación backlight

• Ajustes electrónicos y manuales

• Procesamiento de Señal Digital Avanzado (DSP)

lentes_bosch_0052

Señal de ajuste universal de cámara (RETMA)

Obturador Automático

El control del obturador automático agrega mayor flexibilidad a la cámara mediante el control de la calidad de la luz. Las fuentes de iluminación están compuestas por diferentes longitudes de onda de luz. Por ejemplo, la luz del sol es prácticamente una forma pura de luz blanca – cada longitud de onda está presente en cantidades equivalentes reforzadas.

Sin embargo, en otras clases de luz (fluorescentes, hogareñas, lamparitas, luces de la calle a vapor de sodio, etc.), las longitudes de onda se encuentran inigualablemente representadas. Estas diferencias pueden ser extremas, resultando en una calidad de imagen significativamente degradada.

lentes_bosch_0053

Mientras que el ojo humano es capaz de compensar muchas de estas diferencias, una cámara color necesita un circuito especializado. Los obturadores automáticos compensan los cambios en la calidad de la luz. De este modo, una cámara exterior con control de obturador automático puede producir imágenes precisas en un estacionamiento durante el día, como también bajo iluminación artificial.

Obturar es una función de la cámara. Las cámaras básicas muestran o “observan” una imagen a una tasa de 60 veces por segundo (la velocidad de un obturador de 1/60). La tecnología de procesamiento de señal digital en la cámara ha sido mejorada. Por tanto, este circuito puede analizar la señal de video y si es necesario cambiar la frecuencia de muestreo de la imagen a hasta 100.000 veces por segundo. Esto permite que las imágenes más oscuras puedan ser sometidas a una mayor cantidad de muestreos “digitales”, utilicen la luz existente y produzcan así mejores imágenes.

Fuente: www.boschsecurity.com

Parte 1Parte 2Parte 3Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte7, Parte 8.

Leave a Reply